La incidencia del relleno de las torres de refrigeración sobre su rendimiento y seguridad sanitaria

la incidencia del relleno de las torres de refrigeración sobre su rendimiento y seguridad sanitaria

El relleno para torres de enfriamiento o núcleo, es un elemento de esencial importancia en todo sistema de refrigeración evaporativa, que es aquel en el que el enfriamiento se produce de una forma tan natural como es la disipación del calor del agua y su emisión a la atmósfera al entrar en contacto con el aire, debido a la diferencia de temperaturas.

Para conseguir el efecto más preciso y de mejor rendimiento, hemos de procurar el contacto más estrecho entre el agua y la fuente de aire.

El vehículo que se le brinda al agua para alcanzar el máximo nivel de contacto es el relleno para torres de enfriamiento o núcleo interfase.

De la perfección técnica de este núcleo depende directamente su eficacia y rendimiento y, consecuentemente, su consumo energético pero, además, sus características materiales y su diseño han de favorecer una perfecta limpieza y la menor acumulación posible de residuos que pueden ser nocivos.

La evolución de las tecnologías en el desarrollo de los rellenos o núcleos nos permiten hoy contar con panales de relleno de alta eficiencia energética al procurar las mejores superficies de contacto entre el agua y el aire y la integración con separadores de gotas de alta eficacia, que hacen prácticamente imposible cualquier contaminación que no venga derivada de una falta de mantenimiento o de higiene.

Los rellenos son así el verdadero corazón de las torres de refrigeración optimizando, por un lado, el consumo energético y, por otro, reduciendo la contaminación medioambiental, al tiempo que procuran los más altos niveles de salubridad exigibles.

Nuestros rellenos, desarrollados íntegramente por Control y Ventilación, el Panal C&V y el Separador de gotas C&V, representan la más alta tecnología y están certificados por la Universidad Miguel Hernández, especializada en estos estudios, garantizando que el agua arrastrada por el separador está 8 veces por debajo del máximo permitido respecto al agua en circulación.

haz clic para copiar mailmail copiado